Aceite Lavanda, Puro y Orgánico.

Beneficios: Mejora el Estrés, Insomnio y Dolor de Cabeza.

Extraído por destilación, el aceite esencial de Lavanda tiene un aroma dulce, con notas alcanforadas, suavizadas por la dulzura de las flores. Ligero, definido, profundo, un poco de madera, fresco, limpio, herbáceo, balsámico, con una nota dulce y alcanforada.

Elemento: Aire

Chakra: Garganta

Componentes: Lavandula officinalis, Lavandula grosso, Lavandula angustifolia

Contiene 5 ML.

CONOCE MAS... ACEITES ESENCIALES:

Son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. Los antiguos alquimistas los llamaban “alma de las plantas”, pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen, que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones. 

De hecho, la aromaterapia es una técnica muy antigua que utiliza los aceites esenciales con fines terapéuticos, tanto a nivel físico como emocional.

FORMAS DE USO:

1. HUMIDIFICADORES:

¡Aplica 3 o 5 gotas en el agua de nuestros humidificadores ultrasónicos y disfruta de las propiedades!

2. VIA RESPIRATORIA:

Aplica 2 o 3 gotas en la palma de tus manos. Frota tus manos, únelas y forma con ellas una cueva en la que escondes tu nariz, respira profundo y vuelve a repetir.

Los aceites esenciales son partículas volátiles, es decir, se evaporan. Al ser inspiradas, penetran en el organismo a través de los alveolos pulmonares llegando hasta nuestro torrente sanguíneo. La rapidez y eficacia con la que se incorporan depende de muchos factores como, por ejemplo, la intensidad de la respiración, la cantidad de oxígeno que tengamos en sangre, o las particularidades específicas del aceite en cuestión.

En la cavidad nasal, además, tenemos unas células que transmiten la información recibida desde el exterior hasta el cerebro, para que este procese e interprete los estímulos recibidos. El intenso aroma de los aceites esenciales tiene un efecto inmediato en las emociones, por eso, una de sus principales aplicaciones consiste en equilibrar estados de ánimo desordenados o extremos.

3. VÍA TÓPICA (a través de la piel):

Atravesando las distintas capas de la piel, los aceites esenciales también acceden a nuestro torrente sanguíneo y se difunden por todo el cuerpo.

Al margen del efecto general de los aceites esenciales en todo el organismo, la epidermis es una de las más beneficiadas con su uso continuado, pues no sólo hidratan y nutren la piel, sino que además la mayoría de los aceites esenciales son efectivos regeneradores celulares, estimulando el crecimiento celular en las capas más profundas.

La rapidez de penetración en sangre dependerá, sobre todo, de la densidad o fluidez del aceite en cuestión.

Aceite Esencial Puro - Lavanda
$25.500
Cantidad
Aceite Esencial Puro - Lavanda $25.500

Aceite Lavanda, Puro y Orgánico.

Beneficios: Mejora el Estrés, Insomnio y Dolor de Cabeza.

Extraído por destilación, el aceite esencial de Lavanda tiene un aroma dulce, con notas alcanforadas, suavizadas por la dulzura de las flores. Ligero, definido, profundo, un poco de madera, fresco, limpio, herbáceo, balsámico, con una nota dulce y alcanforada.

Elemento: Aire

Chakra: Garganta

Componentes: Lavandula officinalis, Lavandula grosso, Lavandula angustifolia

Contiene 5 ML.

CONOCE MAS... ACEITES ESENCIALES:

Son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. Los antiguos alquimistas los llamaban “alma de las plantas”, pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen, que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones. 

De hecho, la aromaterapia es una técnica muy antigua que utiliza los aceites esenciales con fines terapéuticos, tanto a nivel físico como emocional.

FORMAS DE USO:

1. HUMIDIFICADORES:

¡Aplica 3 o 5 gotas en el agua de nuestros humidificadores ultrasónicos y disfruta de las propiedades!

2. VIA RESPIRATORIA:

Aplica 2 o 3 gotas en la palma de tus manos. Frota tus manos, únelas y forma con ellas una cueva en la que escondes tu nariz, respira profundo y vuelve a repetir.

Los aceites esenciales son partículas volátiles, es decir, se evaporan. Al ser inspiradas, penetran en el organismo a través de los alveolos pulmonares llegando hasta nuestro torrente sanguíneo. La rapidez y eficacia con la que se incorporan depende de muchos factores como, por ejemplo, la intensidad de la respiración, la cantidad de oxígeno que tengamos en sangre, o las particularidades específicas del aceite en cuestión.

En la cavidad nasal, además, tenemos unas células que transmiten la información recibida desde el exterior hasta el cerebro, para que este procese e interprete los estímulos recibidos. El intenso aroma de los aceites esenciales tiene un efecto inmediato en las emociones, por eso, una de sus principales aplicaciones consiste en equilibrar estados de ánimo desordenados o extremos.

3. VÍA TÓPICA (a través de la piel):

Atravesando las distintas capas de la piel, los aceites esenciales también acceden a nuestro torrente sanguíneo y se difunden por todo el cuerpo.

Al margen del efecto general de los aceites esenciales en todo el organismo, la epidermis es una de las más beneficiadas con su uso continuado, pues no sólo hidratan y nutren la piel, sino que además la mayoría de los aceites esenciales son efectivos regeneradores celulares, estimulando el crecimiento celular en las capas más profundas.

La rapidez de penetración en sangre dependerá, sobre todo, de la densidad o fluidez del aceite en cuestión.